Xerostomia: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La sequedad de boca o xerostomía suele constituir un síntoma de disfunción de las glándulas salivales. La disminución de la producción de saliva puede sospecharse en un enfermo con dificultades para deglutir los alimentos secos sin añadir líquidos, con sensación de sequedad en la boca al comer, con quejas de ardor en la boca al tomar alimentos condimentados o fruta o con adherencia causante de restos alimentarios en los dientes. Los signos clínicos comprenden caries, candidiasis atrófica y una lengua fisurada de color rojo carne. Las tres causas más frecuentes son los medicamentos, la radioterapia y el síndrome de Sjogren.

Entre los medicamentos causantes de xerostomía se encuentran los sedantes, los antipsicóticos, los antidepresivos,

los antihistamínicos y los fármacos antirreflujo que poseen efecto anticolinérgico. La xerostomía se ha atribuido a más de 400 medicamentos. La radioterapia, tal y como se aplica a menudo en los cánceres ORL, puede destruir las glándulas salivales. El síndrome de Sjogren es consecuencia de la destrucción autoinmunitaria de las glándulas salivales, causando xerostomía y, en ocasiones, tumefacción de dichas glándulas. Este síndrome tiene lugar de forma aislada o, casi siempre, junto a otras enfermedades reumáticas graves del tipo de la artritis reumatoidea, el lupus eritemato-so sistémico, la cirrosis biliar primaria o la esclerodermia. Suele afectar a las mujeres y el diagnóstico se confirma por la biopsia de una glándula salival menor y se sustenta en la presencia de los autoanticuerpos anti-SS-A y anti-SS-B en el suero. A menudo se acompaña de queratoconjuntivitis seca por disminución del lagrimeo.

La xerostomía resulta difícil de tratar. Se pueden utilizar lubricantes artificiales, pero muchos enfermos encuentran alivio en el agua. Si el enfermo continúa produciendo saliva se pueden emplear estimulantes. El chicle, las bebidas cítricas y los caramelos duros sin azúcar constituyen una alternativa. La pilocarpina parece útil y está pendiente su aprobación para combatir la xerostomía inducida por la radioterapia, por parte de la Food and Drug Administration (FDA) de EE.UU.16