Uña encarnada: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La localización más frecuente de la uña encarnada es el primer dedo del pie. La lesión suele ser secundaria a traumatismos, al uso de calzado compresivo o al corte inadecuado de la uña, que permite el crecimiento de los tejidos blandos y la obliteración del surco ungueal. A medida que la uña sigue creciendo, una espícula irrita los tejidos blandos, lo que es causa de dolor, proliferación de tejidos blandos e infección (paroniquia).

Si se inicia precozmente, el tratamiento conservador consistente en baños, uso de zapatos poco ajustados y elevación del borde afectado de la uña con una torunda de algodón puede ser curativo.11 Este tratamiento debe continuar hasta que la uña crezca hasta sobrepasar la zona de reacción de los tejidos blandos. Además los pacientes deben aprender técnicas adecuadas para el corte de uñas con el fin de evitar la recidiva.

Cuando existe una gran cantidad de tejido de granulación, lo que hace difícil y doloroso el tratamiento conservador, es necesario extirpar una porción de la uña. Si existe una infección significativa (paroniquia), el tratamiento previo con antimicrobianos sistémicos durante varios días facilita la reducción de la reacción de los tejidos blandos. Sin embargo, la utilización de antibióticos para controlar la infección sin extirpar la uña afectada no es un tratamiento curativo.12

La operación se debe realizar bajo anestesia con bloqueo digital y con la aplicación de un torniquete con cinta de goma situado en la base del dedo para la hemostasia. Con un hemostato se separa la uña del lecho ungueal y después se corta con unas tijeras. Se retira la parte afectada junto con la matriz y se extirpa el tejido de granulación hipertrófico. El dedo se debe envolver con una gasa impregnada de vaselina y con un apósito voluminoso que se retirará 2-3 días más tarde. En ese momento se puede colocar un apósito protector hasta que cure la herida. En los pacientes con uña encarnada recidivante se puede destruir la matriz con fenol al 60 % para evitar que vuelva a crecer.