Trastorno dismórfico corporal: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Los pacientes con un trastorno de este tipo presentan aversión o preocupación por un defecto imaginado de su aspecto físico o una preocupación excesiva por una anomalía física leve. Ello causa una alteración importante o un deterioro de la función social, laboral o de otro tipo.9 Resulta frecuente que se observen otras patologías asociadas al trastorno dismórfico corporal, como trastornos del estado de ánimo, de la conducta alimentaria, de la personalidad narcisista y el obsesivo-compulsivo. Si el médico observa la presencia de depresión o de otras manifestaciones obsesivo-compulsivas, puede estar indicada una terapia con medicación antidepresiva o antiobsesiva, como la clomipra-mina, fluoxetina, fluvoxamina o paroxetina. Algunos estudios de seguimiento a largo plazo de pacientes con este trastorno han puesto de manifiesto que a quienes se le practican intervenciones de cirugía estética suelen presentar posteriormente una psicopatología incluso más grave.11

Si el paciente con un trastorno dismórfico corporal presenta unos síntomas persistentes, debe plantearse la conveniencia de una consulta psiquiátrica.