Tics en el niño: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Los tics son movimientos o expresiones breves, rápidos, repetitivos y estereotipados que implican la contracción de grupos musculares en una o más partes del cuerpo. Aquí se analiza el trastorno del tic transitorio, muy común durante la infancia, pero no el más grave síndrome de La Tourette. A diferencia de este último, el tic transitorio dura como mínimo 4 semanas, pero no más de 12 meses. Los tics transitorios aparecen en algún momento en alrededor del 25 % de los niños. Aunque estos hábitos nerviosos preocupan mucho a algunos padres, con frecuencia los tics desaparecen simplemente ignorándolos. Cuando se requiere un tratamiento, son importantes los principios de modificación de la conducta. Para el tratamiento del tic transitorio se han estudiado, con éxito variable, métodos como el entrenamiento para la relajación, la automonitori-zación y la inversión del hábito. Cuando estos niños son tratados mediante automonitorización más respuesta sustitutiva (v. anteriormente), el éxito en la reducción de los tics es de alrededor del 80 %.21 Aunque este programa de modificación de la conducta requiere tiempo tanto para el paciente como para quien se encarga de realizarlo, es preferible al tratamiento farmacológico.