Taquicardia sinusal: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La taquicardia sinusal consiste en unos impulsos cardíacos conducidos normalmente, que se originan en el nodo sinusal a una frecuencia de más de 100 lat/min. Puede ser asintomática o sintomática, descrita a menudo por los pacientes como “palpitaciones” o como “un corazón desbocado”. Este ritmo es una respuesta apropiada a la necesidad de aumentar el gasto cardíaco y puede ser un hallazgo normal en los individuos intranquilos o que practican ejercicio. No obstante, su aparición en reposo no es normal y debería llevar a la búsqueda de una causa subyacente. Las causas posibles incluyen el hipotiroidismo, la fiebre, la anemia, la hipoxia, la ICC, la hipovolemia, la ansiedad, la ingesta de cafeína u otros estimulantes, y el uso de medicamentos (medicaciones de venta libre habituales, como los preparados para el resfriado con efectos simpaticomiméti-cos, así como los antidepresivos tricíclicos, la prazosina y la teofilina). En algunos casos la causa puede ser un proceso de reentrada en el nodo sinusal.

Generalmente los síntomas son inespecíficos, aunque en los pacientes con una cardiopatía isquémica subyacente la taquicardia sinusal puede precipitar una isquemia aguda. El ECG es normal (fig. 77.1b) excepto por la frecuencia; todas las ondas y complejos presentan una morfología normal. La evaluación depende de la probabilidad de que exista una enfermedad subyacente importante.

El tratamiento está dirigido a la causa subyacente. El tratamiento con fármacos reductores de la frecuencia está indicado sólo para el alivio de los síntomas hemodinámi-camente significativos (síncope, casi síncope, isquemia) cuando no se puede hallar ninguna causa subyacente.