Síndrome de Reiter: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El síndrome de Reiter, una forma de artritis reactiva, se define como “una sinovitis aguda estéril relacionada con una infección local en otro lugar del cuerpo”.25 Las manifestaciones características del síndrome de Reiter son la tríada de artritis, conjuntivitis y uretritis. El síndrome se describió inicialmente como un cuadro posterior a la disentería, pero también puede constituir una secuela de una infección venérea.

Se desconocen la prevalencia y la incidencia exactas del síndrome de Reiter. Cuando sigue a una infección venérea, la incidencia es mayor en los varones que en las mujeres. Los trabajos iniciales indicaron que los varones se afectaban 20 veces más que las mujeres, pero esas cifras se modificaron al demostrar que muchas mujeres con cervicitis menos grave no eran diagnosticadas. Ahora se cree que la relación varones/mujeres oscila entre 5:1 y 9:1.26 Se ha demostrado que tanto la prevalencia como la susceptibilidad al síndrome de Reiter y a la artritis reactiva están aumentadas en pacientes con antígeno HLA-B27 positivo.

Al igual que sucede en otras muchas enfermedades, sólo la tercera parte de los pacientes se presentan con los síntomas de la tríada clásica. Entre los demás síntomas de los pacientes con síndrome de Reiter se incluyen sacroileí-tis, síntomas entesopáticos localizados con más frecuencia en el tendón de Aquiles y la fascia plantar, dactilitis, lesiones mucocutáneas como estomatitis y balanitis circinada y alteraciones ungueales.

Los resultados de laboratorio suelen ser inespecíficos en los pacientes con síndrome de Reiter, y no tienen utilidad para confirmar el diagnóstico. No existe tratamiento curativo para el síndrome pero se debe tratar la enfermedad subyacente.