Síndrome de Cushing: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El síndrome de Cushing es a menudo el resultado de un consumo crónico de glucocorticoides exógenos. En raras ocasiones puede estar también causado por un adenoma o carcinoma suprarrenales secretores de glucocorticoides, por un adenoma hipofisario productor de ACTH (enfermedad de Cushing) o por alguna otra neoplasia (habitualmente pulmonar) que secrete ACTH.

Manifestaciones clínicas

Los pacientes presentan unos hallazgos clínicos característicos, con cara redonda de “luna llena”, obesidad de predominio truncal con una almohadilla prominente de grasa en la región cervicodorsal (“joroba de búfalo”), hipertensión, hirsutismo, osteoporosis, intolerancia a la glucosa, hipopo-tasemia y trastornos psiquiátricos. A veces los pacientes presentan también debilidad muscular proximal, trastornos menstruales y disfunción sexual.

Diagnóstico

Para confirmar el diagnóstico clínico de hiperadrenocor-ticismo y determinar su causa es preciso realizar diversas pruebas.20 Si existe sospecha clínica de síndrome de Cushing, puede recogerse una muestra de orina de 24 horas para realizar un análisis del cortisol libre o hacer una prueba rápida de supresión con dexametasona a dosis bajas. En esta última, se indica al paciente que tome 1 mg de de-xametasona entre las 11 y las 12 de la noche y a las 8 de la mañana siguiente se determina el nivel sérico de cortisol. Es normal un valor inferior a 5 !xg/dl. Si el cortisol es superior a esta cifra, hay que realizar una valoración posterior mediante una prueba de supresión con dexametasona a dosis altas o la prueba de la metirapona.21

Tratamiento

El tratamiento tiene por objeto eliminar el origen del exceso de glucocorticoides a través de cambios de la medicación o de la cirugía si existe una neoplasia y está indicado hacerlo.