Neuropatía crural, ciática, peronea, tibial y interdigital: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Neuropatía crural

El nervio crural es el que interviene en la extensión de la pierna a nivel de la rodilla mediante la inervación del músculo cuádriceps. El territorio de distribución sensitiva abarca la cara anterointerna del muslo y la cara interna de la pierna y del pie. El nervio crural resulta afectado con frecuencia en la mononeuropatía vascular diabética. También puede ser comprimido por una hernia inguinal o por la afectación tumoral del plexo lumbar.

Neuropatía ciática

El nervio ciático surge del plexo sacro inferior. Abandona la pelvis a través del agujero sacrociático mayor y desciende por la cara posterior del muslo, donde se divide en los nervios tibial y peroneo a la altura del hueco poplíteo. El nervio ciático inerva los músculos extensores del muslo, los músculos poplíteos y todos los músculos de la pierna y del pie; también recoge la sensibilidad del periné, de la cara posterior del muslo, la región externa de la pantorrilla y el pie. El dolor y la debilidad en el territorio de distribución del ciático son los síntomas más frecuentes de la hernia discal lumbar, aunque las fracturas de la pelvis o del fémur, las heridas por arma de fuego en las nalgas y en el muslo o los tumores pélvicos pueden lesionar el nervio ciático.

Neuropatía peronea

El nervio peroneo común (ciático poplíteo externo) es el que interviene en la flexión dorsal y la eversión del pie y recoge la sensibilidad del dorso del pie y del tobillo. Resulta particularmente sensible a la compresión en la cabeza del peroné, ya sea por traumatismo, por sentarse con las piernas cruzadas, por la colocación incorrecta de las piernas sobre los estribos durante el parto o por una escayola mal ajustada. Las neuropatías diabética y vasculítica también pueden afectar el nervio peroneo común.

Neuropatía tibial

El nervio tibial (ciático poplíteo interno) es el que interviene en la flexión plantar del pie e inerva la sensibilidad de

la planta. La mayoría de las veces el nervio queda comprimido a su paso a través del túnel tarsiano en la región interna del tobillo, lo que provoca parestesias en forma de quemazón en la planta del pie, que se agravan al andar o al permanecer mucho tiempo de pie.

Neuralgia interdigital

La neuropatía por atrapamiento de un nervio interdigital es una causa frecuente de dolor de pie. El neuroma de Morton, un proceso inflamatorio benigno del nervio, es habitualmente la causa responsable. A diferencia de la metatarsalgia, existen molestias a la palpación entre las cabezas de los metatarsianos en los espacios interdigitales segundo o tercero. Los corredores, los bailarines y las mujeres que usan zapatos ajustados con tacones altos son particularmente proclives a desarrollar un neuroma. Las medidas conservadoras pueden ser útiles, pero muchas veces resulta necesaria la resección quirúrgica.