Narcolepsia: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La narcolepsia es un trastorno del sueño relativamente común que en los casos típicos aparece durante la niñez o la adolescencia. Se caracteriza por somnolencia diurna excesiva con tendencia a quedarse dormido de forma incontrolable incluso durante actividades estimulantes. Estos episodios de sueño irresistible duran en general de 10 a 30 minutos y a veces tienen su aparición de modo súbito, sin aviso. El comienzo brusco puede suponer un riesgo cuando el paciente realiza actividades peligrosas durante el trabajo o mientras conduce. El otro síntoma fundamental de la narcolepsia es una debilidad relacionada con las emociones y conocida como cataplejía. La cataplejía se considera patognomónica de la enfermedad. Otros síntomas asociados pueden incluir parálisis del sueño y alucinaciones hip-nagógicas.15,16

La evaluación de los pacientes sospechosos de narco-lepsia en un laboratorio de sueño resulta esencial. Esta evaluación, que debe incluir una prueba de latencia del sueño múltiple, confirma muchas veces el diagnóstico.16 La confirmación es importante, puesto que el tratamiento incluye estimulantes potentes del SNC con capacidad adictiva y valor elevado en el mercado negro. Algunos individuos fingen narcolepsia para obtener tales fármacos.

La terapia conductual consiste principalmente en mejorar la higiene del sueño y programar siestas diurnas.17 El tratamiento farmacológico se basa en la administración de estimulantes para controlar la somnolencia diurna.18 La cataplejía puede responder a los antidepresivos tricíclicos como la imipramina.16