Mutaciones genéticas somáticas

El punto de vista más aceptado sobre la patogenia del cáncer radica en el concepto de que éste se origina a partir de una sola célula y a causa de un trastorno genético adquirido. Los genes afectados pueden ser adquiridos en la concepción o como consecuencia de la lesión de genes somáticos.

Mutaciones somáticas causadas por translocación

Las translocaciones son intercambios de material entre cromosomas. Con frecuencia la leucemia mieloide crónica está causada por una translocación que produce la aparición del llamado cromosoma Filadelfia en las células leucémicas. Esta translocación origina un ARN mensajero anormal que codifica una proteína anómala y lleva al desarrollo de la leucemia. Entre otros tipos de alteración de los cromosomas destaca la deleción, que ocasiona a menudo adenocarcinomas epiteliales, como los cánceres de colon, próstata y mama.

Oncogenes

Aproximadamente 50 de los genes del genoma humano pueden etiquetarse como oncogenes, y unos 20 se asocian a cáncer.14 Los genes participan en el desarrollo y la transformación normales de las células. Éstas se dividen en respuesta a lo que las rodea, detectándolo mediante la “escucha” de los cambios proteicos que tienen lugar en la superficie celular o en la cascada de proteínas que identifican los cambios de las partes más internas de las células. Los genes que codifican estas proteínas pueden experimentar mutaciones, lo cual provoca una aceleración de la división y la transformación celulares. En otras palabras, estas proteínas actúan como un pedal de acelerador apretado a fondo, de manera que el coche acelera aun cuando no haya necesidad de aumentar la velocidad (es decir, aun cuando no exista una señal procedente del “ambiente” que rodea a las células para que ocurra).

Genes supresores tumorales

Los genes supresores tumorales actúan a modo de freno de la división y la proliferación celulares.14 Al igual que existen proteínas que inducen la proliferación y transformación celulares, hay otras que enlentecen o interrumpen dicha actividad. Con frecuencia cada uno de los progenitores actúa como donante de dos genes supresores tumorales funcionantes. Si sólo existe una copia y el otro gen experimenta una mutación puede aparecer un cáncer. Un ejemplo es el retinoblastoma: si un recién nacido tiene sólo una copia de un gen supresor tumoral intacto, la probabilidad de que aparezca el tumor retiniano es del 90 %. Otros ejemplos son la neurofibromatosis, la poliposis familiar del colon y otros cánceres de colon y el tumor de Wilms. El p53 es un gen supresor tumoral que se asocia a más del 50 % de todos los tumores humanos. Probablemente su función es prevenir la proliferación de las células lesionadas o sometidas a “estrés”. Este gen suele tener sólo una copia anormal, sin embargo la proteína que produce dicha copia anormal interfiere con el gen normal (actúa como un gen dominante). Probablemente el gen p53 mu-tado permite que continúe la proliferación de las células cancerosas. Se están investigando fármacos que restauran la actividad del p53.

Proyecto del Genoma Humano

El objetivo del Proyecto del Genoma Humano (Human Genome Project) es determinar la secuencia de nucleótidos del ADN humano.17 El genoma humano está formado por unos 3.000 millones de nucleótidos. El proyecto tuvo su origen en el Department of Energy de EE.UU., que pretendía estudiar los efectos de la irradiación sobre el ser humano, aunque también participan conjuntamente los National Institutes of Health. El proyecto finalizará hacia el año 2005. En otros países se están llevando a cabo investigaciones similares. Una variante actual del proyecto consiste en conocer mejor los marcadores cromosómi-cos para detectar enfermedades que se asocian a su presencia.

Nota sobre las aplicaciones de Internet

Los recursos disponibles en Internet para los trastornos genéticos estudiados en este capítulo son los siguientes:

Recursos sobre el síndrome de Down en Internet http://www.infi.net/~jwheaton/dsnet.html

Índice sobre genética molecular (Department of Energy) http://www.gdb.org/Dan/DOE/intro.html

Fundación canadiense sobre la fibrosis quística http://www.ccff.ca/~cfwww/index.html

CF-WEB: Información en la red sobre la fibrosis quística http://www.ai.mit.edu/people/mernst/cf/

Cribado con el marcador triple durante el segundo trimestre de la gestación (copias de folletos de California) http://www.fetal.com/caltms2.htm

Directorio de las organizaciones nacionales libres sobre genética (lista de los grupos de apoyo)

http://www.medhlp.netusa.net/agsg/agsgsup.htm

Información sobre el Proyecto del Genoma Humano http://www.ornl.gov/TechResources/Human_Genome /home.html

Bibliografía

1. Harper PS. Practical genetic counselling. 4th ed. Oxford: But-terworth-Heinemann, 1993.

2. Committee on Obstetric Practice. ACOG committee opinion: Down syndrome screening. Int J Gynaecol Obstet 1994; 47: 186-90.

3. Simpson JL, Golbus MS. Genetics in obstetrics and gynecol-ogy. 2nd ed. Philadelphia: Saunders, 1992.

4. Simpson JL. Screening for fetal and genetic abnormalities. Baillieres Clin Obstet Gynaecol 1991; 5: 675-96.

5. Rosenfeld R. Turner’s syndrome: a guide for physicians. The Turner’s Syndrome Society, Minneapolis, Minn., 1992.

6. Jolly W, Froom J, Rosen MG. The genogram. J Fam Pract 1980; 10: 251-5.

7. Buist NR, Tuerck JM. The practitioner’s role in newborn screening. Pediatr Clin North Am 1992; 39: 199-211.

8. Davis PB. Cystic fibrosis: new perceptions, new strategies. Hosp Pract (Off Ed) 1992; 27: 79-83, 87-8, 93-4.

9. Carroll JC. Maternal serum screening. Can Fam Physician 1994; 40:1756-64.

10. Committee on Technical Bulletins of the American College of Obstetricians and Gynecologists. Alpha-fetoprotein. Int J Gynaecol Obstet 1992; 38: 241-7.

11. Weitzel JN. Genetic counseling for familial cancer risk. Hosp Pract 1996; 31(2): 57-69.

12. McPherson RA, editor. Genetic testing. Clin Lab Med 1995; 15: 779-1023.

13. Sandberg AA. Cancer cytogenetics for clinicians. CA 1994; 44: 136-59.

14. Weinberg RA. Oncogenes and tumor suppressor genes. CA 1994; 44:160-70.

15. Geller G, Tambor ES, Chase GA, Hofman KJ, Faden RR, Holtzman NA. Incorporation of genetics in primary care practice: Will physicians do the counseling and will they be directive? Arch Fam Med 1993; 2: 1119-25.

16. Schatzkin A, Goldstein A, Freedman LS. What does it mean to be a cancer gene carrier? Problems in establishing causality from the molecular genetics of cancer. J Natl Cancer Inst 1995; 87:1126-30.

17. Whittaker LA. The implications of the Human Genome Project for family practice. J Fam Pract 1992; 35: 294-301.