Mordeduras de serpiente: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

En EE.UU. existen dos familias de serpientes venenosas. Las serpientes coral (Elapidae) se encuentran en el sur. Son de colores brillantes con anillos negros, rojos y amarillos, y producen un veneno neurotóxico. Rara vez atacan a los humanos. La familia Crotalidae, o víboras picadas, que comprende serpientes de cascabel, “boca de algodón”, y “cabeza de cobre”, se distinguen por la presencia de órganos sensores de la temperatura o “fosas” entre los ojos y los orificios nasales. La toxina de los crotálidos causa primariamente hemólisis, hemorragia y daño de los tejidos blandos locales. Alrededor del 25 % al 50 % de las mordeduras de serpientes venenosas no originan envenenamiento.

Cuadro clínico

Los pacientes con mordeduras de serpiente pueden exhibir ansiedad extrema y es importante no confundirla con un signo de envenenamiento. Las alteraciones de los tejidos locales incluyen dolor, edema, formación de bullas y equimosis. Son posibles la CID y la insuficiencia renal aguda. El envenenamiento por serpiente coral puede provocar parálisis bulbar y respiratoria.

Diagnóstico

Todos los pacientes con mordeduras de serpientes venenosas deben ser sometidos a evaluación completa con independencia del cuadro inicial, ya que los efectos pueden aparecer de modo impredecible hasta ocho horas después del accidente. Además de la historia clínica y la exploración física, se recomiendan hemograma completo, detección selectiva de CID, medición de creatina fosfocinasa, electrocardiograma y análisis de orina. Las mediciones circunferenciales seriadas de la extremidad afecta pueden ser útiles para vigilar el progreso de la inflamación y el edema.

Tratamiento

Están indicadas medidas de apoyo intensivas. El antiveneno es el único tratamiento específico disponible (tabla 47.1). En caso de mordedura por crotálidos, su empleo sólo se recomienda si existe evidencia clínica de envenenamiento.12 La evaluación clínica de la severidad de la mordedura guía la cantidad de antiveneno que debe administrarse. Se emplean varios sistemas de puntuación objetivos.13 Para el envenenamiento mínimo se utilizan hasta 5 viales de antiveneno y para el moderado se emplean entre 5 y 15 viales. Para los casos graves pueden ser necesarios 20 viales o más. Los niños pueden requerir aumento de la dosis hasta en un 50 %. El antiveneno específico se debe administrar a cualquier persona que haya sido mordida por una serpiente coral con independencia del cuadro inicial, ya que los síntomas pueden progresar con rapidez una vez que aparecen. La administración de antiveneno provoca anafilaxis y enfermedad del suero en un porcentaje significativo de pacientes.

Prevención

La prevención se basa en evitar las áreas infestadas y las conductas de alto riesgo, como levantar piedras y mover matorrales en el campo. Las botas y los pantalones largos ofrecen protección significativa contra las mordeduras de serpiente. El llevar una luz mientras se camina por la noche proporciona un repelente eficaz contra las serpientes.