Luxación del hombro: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La luxación del hombro puede ocurrir cuando un impacto lo bastante intenso desgarra la zona anterior de la cápsula de la articulación glenohumeral, lo que provoca la salida en dirección anterior de la cabeza del húmero de la cavidad glenoidea. Existen dos mecanismos que pueden producir una luxación humeral anterior: por una caída sobre una mano en hiperextensión o por la colisión con un jugador (o con un objeto) cuando el hombro está en rotación externa y en abducción a 90 grados. El hombro también puede luxarse en sentido posterior, pero la luxación más frecuente es la anterior.

Diagnóstico

Los deportistas con una luxación anterior de hombro afirman a menudo que “notan el hombro salido” y presentan un dolor muy intenso. Son incapaces de rotar el brazo y presentan una región hueca justo por debajo del acromion, junto con un abultamiento anterior causado por el desplazamiento hacia delante de la cabeza del húmero. Se habla de subluxación del hombro cuando el húmero se desliza hacia fuera de la cavidad glenohumeral, pero luego se reduce de manera espontánea. Las subluxaciones posteriores se observan más a menudo en los deportistas que realizan movimientos repetitivos de la mano hacia arriba, como los nadadores y los jugadores de béisbol y tenis.

Tratamiento

La luxación anterior es el único traumatismo del hombro que requiere un tratamiento rápido por manipulación. En la técnica de Rockwood un ayudante coloca una toalla larga y doblada alrededor de la axila del lado luxado, atravesando la zona superior de la región torácica anteroposterior. Mientras el ayudante aplica una tracción suave, el médico ejerce una tracción siguiendo el eje del miembro luxado. Dicha tracción debe aumentarse de manera gradual durante varios minutos. Si la reducción tiene éxito, se escucha un ruido peculiar cuando la cabeza del húmero vuelve a entrar en la cavidad glenoidea. Si la maniobra se realiza en seguida, la luxación debe reducirse en 2 o 3 minutos. A continuación, hay que realizar radiografías de comprobación.

En la técnica de Stimson se coloca al paciente en decúbito prono sobre una superficie plana y con el brazo colgando. Después, se cuelga de la mano un peso de 2 kg. De este modo, suele conseguirse la reducción antes de 20 mi-nutos.13 Si estos primeros intentos de reducción no tienen éxito, puede probarse la reducción bajo analgesia o anestesia en urgencias. En el paciente con una primera luxación, el hombro debe inmovilizarse durante 2 a 3 semanas. Mediante la rehabilitación pueden disminuirse las recidivas. Los objetivos de los ejercicios de rehabilitación son la recuperación de la abducción completa del hombro y el reforzamiento de los músculos del manguito de los rotadores.14