Infección aguda del tracto urinario inferior no complicada en mujeres jóvenes: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El riesgo de ITU se incrementa con las relaciones sexuales, el retraso de la micción poscoital, el empleo de diafragmas y geles espermicidas, y el antecedente de ITU recidivante.15 Estas infecciones pueden adoptar tres formas: cistitis aguda, uretritis aguda o vaginitis.16

Entre los patógenos causantes de cistitis se incluyen E. coli, Staphylococcus saprophyticus, especies Proteus y especies Klebsiella. Los síntomas son de comienzo súbito, intensos y habitualmente múltiples: disuria, polaquiuria y micción imperiosa. También pueden aparecer dolor suprapúbico y

dolorimiento y a veces dolor en la zona lumbar. Suele existir piuria y en ocasiones se encuentra hematuria.

Los patógenos causantes de uretritis comprenden Chlamydia trachomatis, N. gonorrhoeae y virus del herpes simple. Los síntomas suele ser de comienzo gradual, leves (disuria y quizás exudado vaginal y hemorragia por cervicitis concomitante) y acompañados de dolor en la región inferior del abdomen. La sospecha se plantea si existe historia de una pareja sexual nueva o evidencia de cervicitis en la exploración. Se suele encontrar piuria.

Los patógenos causantes de vaginitis comprenden especies Candida y Trichomonas vaginalis. Los síntomas consisten en exudado vaginal con mal olor, prurito, dispareunia y disuria de origen externo, sin polaquiuria ni micción imperiosa. Rara vez se encuentran piuria y hematuria.

En los casos sin complicaciones, el tratamiento empírico razonable para la sospecha de cistitis antes de identificar el microorganismo causal, se basa en un ciclo de tres días con cualquiera de los fármacos siguientes: trimeto-prima-sulfametoxazol (TMP-SMX), trimetoprima, nor-floxacino, ciprofloxacino, ofloxacino, lomefloxacino o eno-xacino (tabla 95.1). Si existen factores de riesgo como diabetes, síntomas durante más de 7 días, antecedentes de ITU poco tiempo antes, empleo de diafragma o edad superior a 65 años, se puede administrar un ciclo de 7 días con los mismos fármacos.16

Para la cistitis durante el embarazo puede utilizarse un ciclo de 7 días con amoxicilina oral, nitrofurantoína macrocristalina, cefpodoxima proxetilo o TMP-SMX. En las mujeres embarazadas se deben evitar las fluoroquinolonas, y la gentamicina exige precaución debido a la posible toxicidad sobre el VIII par del feto. La combinación TMP-SMX no ha sido aprobada para su uso durante el embarazo, pero es muy utilizada. Una vez identificado el organismo causal se puede cambiar el antibiótico.16