Hipoparatiroidismo e hipocalcemia: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El hipoparatiroidismo (por lo general debido a la extirpación quirúrgica de las paratiroides) provoca hipocalcemia y, a veces, hipomagnesemia. El hipoparatiroidismo puede ser hereditario (síndrome de DiGeorge) o idiopático, de aparición esporádica. Una falta de respuesta de un órgano diana a la PTH puede ser también hereditaria. Dado que para el mantenimiento de unos niveles séricos de calcio adecuados, éste ha de absorberse en el intestino, también pueden ocasionar hipocalcemia la deficiencia de vitamina D, las enfermedades intestinales o una escasa ingesta de calcio en la dieta. Así mismo, la hipocalcemia también puede aparecer en la acidosis tubular renal, la insuficiencia renal, la hipomagnesemia y la pancreatitis.

Manifestaciones clínicas

Los síntomas y signos del hipoparatiroidismo están relacionados con el grado de hipocalcemia y son fundamentalmente de tipo neurológico: parestesias, signo de Chvostek, espasmos carpopedales, tetania, delirio, convulsiones. Los pacientes con síntomas leves puede parecer que presentan demencia, depresión o psicosis. En el ECG se observa a veces una prolongación del intervalo QT.

Diagnóstico

La hipoalbuminemia es una causa frecuente de hipocalce-mia. Por cada 1 g/dl de disminución de las proteínas totales del suero, la calcemia disminuye en 0,8 mg/dl. Si tras realizar esta corrección la calcemia es aún baja y se sospecha un hipoparatiroidismo, debe realizarse una determinación del nivel sérico de PTH. En la hipocalcemia asociada a la pancreatitis, la hiperfosfatemia y la deficiencia de vitamina D (hipoparatiroidismo secundario), se encuentran unos valores altos de PTH.

Tratamiento

El tratamiento es el de la enfermedad subyacente. Puede administrarse 1 g de carbonato calcio en cada comida hasta un máximo de 9-12 g/día (en estos casos, la presencia de estreñimiento puede constituir un problema). Una moderada restricción de proteínas en la dieta disminuye la absorción del fósforo. En la hipocalcemia aguda es necesario administrar calcio por vía intravenosa.