Fiebre faringoconjuntival: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La fiebre faringoconjuntival es una enfermedad del tracto respiratorio superior que afecta a los adolescentes y a los adultos. Se manifiesta como faringitis, tos, fiebre, cefalea, mialgias, malestar general y, especialmente, conjuntivitis. Este síndrome está causado por los serotipos 3 y 7 del adenovirus, que se encuentran con frecuencia en depósitos naturales de agua, reservorios y piscinas no cloradas.

A veces los síntomas son similares a los de la gripe. Aunque en ésta habitualmente no existe conjuntivitis, la afectación conjuntival es constante en esta enfermedad y a menudo aparece ya en una fase precoz. La fiebre faringo-conjuntival muestra una mayor prevalencia en primavera y otoño. El diagnóstico puede realizarse mediante cultivos víricos de los frotis nasofaríngeos y de garganta o con estudios de fijación del complemento para anticuerpos frente a adenovirus.

El tratamiento de la fiebre faringoconjuntival es sintomático. No están indicados los antibióticos, ni por vía sis-témica ni por vía tópica oftálmica. La enfermedad tampoco tiene complicaciones ni secuelas y el paciente por lo general se recupera en una o dos semanas.