Fascitis necrosante: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La fascitis necrosante, una enfermedad relativamente rara, es importante porque cuando aparece pone en peligro la vida. Por lo general la infección afecta al periné o a la pared abdominal. Suele ocurrir tras un episodio traumático, a pesar de que los pacientes con diabetes o alcoholismo pueden contraerla sin traumatismo precedente. Habitualmente existen diversas bacterias, de tal forma que en el cultivo aparecen bacterias anaerobias combinadas con otras aerobias o gramnegativas.19 En algunas ocasiones se identifican gérmenes del grupo de los clostridios, en cuyo caso suele existir producción subcutánea de gas (gangrena gaseosa). Rápidamente se produce la necrosis del tejido infectado, con participación muscular, en especial cuando están presentes los clostridios. Se necesita llevar a cabo la extirpación quirúrgica del tejido desvitalizado, así como administrar tratamiento antibiótico parenteral en dosis elevadas,6 por lo general cefoxitina y un aminoglucósido antiseudomonas.