Enfermedad valvular cardíaca

Incidencia

Un aspecto clínico importante es la incidencia en la población general de soplos cardíacos provocados por una enfermedad cardíaca. Esta cuestión se traduce en la pregunta: antes de efectuar pruebas, si ausculto un soplo cardíaco, ¿cuál es la probabilidad de que esté provocado por una enfermedad cardíaca? Los datos sobre la incidencia de varios tipos de enfermedad valvular cardíaca en la población general son difíciles de hallar. Los soplos y la patología que los provocan pueden solucionarse de forma espontánea. El soplo intenso durante la infancia de un defecto septal ventricular puede desaparecer cuando el defecto se cierra de forma natural. Los soplos pueden desaparecer a medida que empeora

la enfermedad; por ejemplo, un soplo de insuficiencia mitral puede desaparecer a medida que la presión arterial aumenta y se produce el fallo ventricular izquierdo; finalmente, los soplos que no son patológicos pueden convertirse en patológicos en una fase más tardía de la vida. Una válvula aórtica bicúspide puede producir un soplo sin un gradiente significativo en una etapa precoz de la vida, pero a medida que aparece la esclerosis aórtica y la calcificación de la válvula, puede aparecer una estenosis aórtica grave.

Los mejores datos sobre la incidencia de enfermedad valvular cardíaca en la población general (de varones) proceden de la Primera Guerra Mundial,9 momento en que 2,5 millones de varones jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años fueron examinados por los médicos militares. Un total de 85.143 varones (3,4%) se clasificaron como portadores de enfermedad valvular cardíaca, 40.330 de los cuales fueron seguidos con investigaciones posteriores y consultas para lograr un diagnóstico patológico más exacto. De este grupo, un 73,4 % fueron diagnosticados de insuficiencia mitral, y el 26,6 % restante se distribuyeron casi por igual entre la estenosis mitral, la estenosis aórtica y la insuficiencia aórtica; un pequeño número de ellos presentó una enfermedad valvular cardíaca de las cavidades derechas y soplos cardíacos no valvulares como el DAP o el CIV. Desde la Primera Guerra Mundial, la incidencia de enfermedad cardíaca reumática ha disminuido, lo cual ha provocado probablemente una disminución en la incidencia global de enfermedad valvular cardíaca, y haciendo que la estenosis mitral, que está casi exclusivamente originada por la enfermedad reumática, sea menos frecuente.