Enfermedad periodontal: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La secuencia patogénica se basa en la formación de la placa dental bacteriana que se extiende hasta el surco gingival (hendidura entre los dientes y las encías). Se produce la inflamación de las encías o gingivitis, y si no se elimina la placa de las superficies dentales supragingivales y subgingi-vales se mineraliza formando cálculos. Esta cubierta dura y áspera dificulta el proceso de la higiene bucal y nutre las bacterias patógenas. Favorece la diseminación del proceso destructivo hacia el tejido más profundo, afectando finalmente al hueso, lo que se denomina periodontitis.

Tanto la higiene bucal personal como la atención profesional son necesarias para prevenir la enfermedad periodontal. La higiene bucal personal puede eliminar de manera eficaz la placa por encima de la línea gingival. La atención profesional es necesaria para eliminar los cálculos situados por encima y por debajo de la misma. La experiencia indica que el intervalo entre las visitas al odontólogo debe ser anual, aunque en numerosas ocasiones se recomiendan

dos visitas al año.9 El cepillado y la seda dental se deben utilizar dos veces al día; es más importante eliminar por completo la placa que la frecuencia del cepillado.10 Los colutorios antiplaca pueden ser de utilidad en este sentido.