Enfermedad de Raynaud: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Maurice Raynaud describió en el siglo pasado un cuadro de vasospasmo digital que parecía estar inducido por el frío. Pensó que el fenómeno, conocido ahora como enfermedad de Raynaud, se debía a cambios en el control del SNC sobre la inervación vascular. El fenómeno de Raynaud se describe clásicamente en pacientes que desarrollan blanqueamiento y parestesias de las extremidades con la exposición al frío, seguidos por cianosis, y después eritema con el recalentamiento. Se afectan con mayor frecuencia los dedos de las manos, pero también pueden hacerlo los de los pies y las orejas.

La enfermedad de Raynaud ha sido dividida en una forma primaria y otra secundaria. La primaria es más común que la secundaria y afecta al 3-16 % de la población general.27 La enfermedad de Raynaud secundaria es mucho menos frecuente y sólo se diagnostica en el 3-9 % de los pacientes; se define como un fenómeno de Raynaud relacionado con alguna enfermedad del tejido conjuntivo (sobre todo esclerodermia).

La evaluación del paciente en el que se sospecha enfermedad de Raynaud comienza con una historia y una exploración física cuidadosas. Las alteraciones sugestivas de la enfermedad se pueden reproducir en la consulta sumergiendo una extremidad del paciente en agua fría. Los anticuerpos antinucleares son positivos en el 17 % al 26 % de los casos, pero no predicen la progresión de la enfer-medad.28

Los estudios sobre fisiopatología de la enfermedad de Raynaud han conducido a la identificación de diversas anomalías, pero no se conoce bien el mecanismo completo. Se ha demostrado que los pacientes con este trastorno tienen una respuesta adrenérgica anormal. También se ha detectado liberación aumentada de neuropéptidos (posiblemente debida a lesión sensorial del sistema nervioso) y de factores endoteliales.27-29

Hay que informar a los pacientes del papel de la modificación de la conducta. Los métodos de tratamiento conservador comprenden medidas obvias como el uso de medias o manoplas cálidas y evitación del frío. Se aconsejará a los pacientes que dejen de fumar y que eviten los fármacos vasoconstrictores como anfetaminas, cocaína y descongestionantes de venta libre. La cafeína también puede exacerbar los síntomas al causar vasoconstricción por rebote después de una vasodilatación inicial. Cuando el vasos-pasmo se asocia con estrés emocional pueden resultar útiles las estrategias de relajación y control del estrés.

Si fracasa el tratamiento conservador, es posible que los pacientes respondan a los bloqueantes de los canales del calcio. El nifedipino ha sido el fármaco de este grupo más estudiado, a dosis de 10 mg por vía sublingual como terapia inmediata contra el vasospasmo agudo, o de 30 a 60 mg por vía oral para terapia de mantenimiento.