Depresión en los adolescentes: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La depresión es un trastorno que se identifica cada vez con mayor frecuencia en los adolescentes. La mayoría de los estudios sobre la depresión unipolar se han centrado en pacientes psiquiátricos y no en adolescentes. En un estudio hecho en la población general se comprobó que el 27 % de los estudiantes de grado superior presentaban depresión moderada y que un 5 % padecía depresión grave. Según los estudios disponibles en la actualidad, los trastornos bipolares no representan un problema de salud importante en los adolescentes. La depresión es más frecuente en las mujeres que en los varones. A pesar de su elevada morbididad y mortalidad, la depresión en la adolescencia sigue infradiagnosticándose.18

Aunque no se conoce del todo la contribución relativa de los efectos genéticos y ambientales a la depresión, uno de los factores predictivos más significativo es la presencia de depresión en uno de los padres o en ambos. Si uno de los padres tiene depresión, el adolescente tiene una posibilidad entre cuatro de presentarla; si ambos padres presenta depresión, la posibilidad aumenta a tres entre cuatro. Un apoyo escaso por parte de los padres predice también la aparición de depresión en los adolescentes. Otro predictor importante es la pérdida de uno de los padres por muerte o separación.19 También se ha relacionado el grado de depresión con el bajo nivel socioeconómico del paciente.20 Aunque los adolescentes afroamericanos de EE.UU. tienen unas tasas de depresión más elevadas que los de raza blanca, estas diferencias desaparecen cuando se controlan los efectos de la clase social. Otros estudios han encontrado que las características básicas de una buena salud mental, como un grado básico de autoestima y un ego fuerte, son por lo menos tan intensos en los adolescentes con bajo nivel económico que en otros grupos sociodemográficos. No se conocen bien los múltiples factores sociodemográficos,

biológicos y personales que contribuyen a la génesis de la depresión. Son necesarios más estudios para entender mejor cómo interactúan estos factores y poder así elaborar unas mejores estrategias de prevención y modalidades de tratamiento.

Es importante que los médicos conozcan cada vez mejor esta enfermedad. La depresión es uno de los trastornos por el que los niños y adolescentes acuden con mayor frecuencia a la consulta de los médicos de atención prima-ria.21 En éstos, las molestias somáticas y los síntomas vegetativos son a menudo los síntomas de presentación de una depresión. Los síntomas somáticos más frecuentes son la cefalea y las molestias gastrointestinales (intolerancia a los alimentos, dolor abdominal, vómitos). En ocasiones, los adolescentes acuden también al médico con otros trastornos psiquiátricos asociados como síntoma principal.