Carcinoma epidermoide: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El carcinoma epidermoide (CE) se define como un tumor maligno de los queratinocitos epiteliales. Como se puede suponer, la mayor incidencia de CE aparece en las regiones del mundo habitadas por personas de raza blanca y piel clara expuestas a una luz solar muy intensa. Los CE pueden surgir de novo en zonas con lesión actínica previa, como queratosis actínicas, leucoplasias, cuernos cutáneos y cicatrices antiguas, en especial las secundarias a quemaduras. Los CE, cuyo patrón de distribución corporal es similar al del CB, también afectan con frecuencia zonas no expuestas al sol y a personas de tez oscura. La incidencia es mayor en varones y en personas con una edad superior a los 55 años. A diferencia de los CB, los CE crecen rápidamente y pueden metastatizar extensamente. Al principio se manifiestan como una mácula o pápula simple que evoluciona hasta formar lesiones con una escama gruesa queratinizada; se pueden ulcerar, cubrir con costras o erosionarse. Debido a su naturaleza más agresiva, los CE se tratan mediante extirpación para garantizar su erradicación completa.