Bradicardia sinusal: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La bradicardia sinusal consiste en impulsos cardíacos conducidos normalmente que se originan en el nodo sinusal a una frecuencia inferior a 60 latidos por minuto (lat/min). Aparece en individuos con un alto grado de entrenamiento atlético, con hiperactividad vagal o dolor, y durante el sueño. Puede ser un síntoma de hipotiroidismo y se asocia a menudo al uso de medicación (p. ej. analgésicos narcóticos, calcioantagonistas, betabloqueantes, digoxina, quini-dina, procainamida). Puede aparecer en el contexto de un infarto agudo de miocardio (IAM) de la pared inferior y provocar problemas significativos cuando aparece en pacientes ancianos, si es consecuencia de una enfermedad del nodo sinusal o de fibrosis, o si se asocia a un IAM de la pared inferior.

La anamnesis puede oscilar desde la ausencia de síntomas a la presencia de cansancio, mareo, síncope o sensación de síncope o dolor torácico (si se asocia a un IM). Los médicos deberían buscar signos o síntomas de hipotiroi-dismo, de ICC y de IM. El ECG es normal excepto en la observación de una frecuencia cardíaca baja. No se necesitan otras pruebas, a no ser que se sospeche la asociación de una enfermedad médica.

El tratamiento es innecesario, a no ser que el paciente esté sintomático o presente un riesgo elevado de complicaciones derivadas de la frecuencia cardíaca lenta (p. ej., un paciente anciano con riesgo de caerse). En general, es preciso que trate en primer lugar la causa más probable siempre que sea posible: si se asocia al uso de medicación, interrumpa el fármaco causante; si se debe al hipotiroidismo, comience el tratamiento con hormona tiroidea. Los pacientes que no presentan una causa probable o que no responden al tratamiento pueden precisar la implantación de un marcapasos. El tratamiento inmediato de los pacientes inestables puede iniciarse en la consulta con la administración de atropina hasta que se pueda proporcionar una atención definitiva.