Atelectasia: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La atelectasia o colapso pulmonar se divide en dos categorías comunes: subsegmentaria y lobular, que se definen por sus hallazgos clínicos y por el aspecto radiográfico.

La atelectasia subsegmentaria (laminar) puede cursar de forma asintomática o con tos, expectoración, fiebre, disnea, taquipnea y crepitantes teleinspiratorios. En la radiografía se observa una densidad lineal en los campos pulmonares inferiores. La fiebre postoperatoria precoz no se corresponde bien con la atelectasia.48,49 Entre los factores de riesgo para la atelectasia se encuentra la cirugía abdominal o torácica (23 % abdominal, 44 % colecistectomía la-paroscópica, 54-100 % revascularización coronaria), la educación preoperatoria inadecuada, la enfermedad pulmonar crónica (FEV1 < 1,5 l), el tabaco, la obesidad, la car-diopatía, una edad superior a 55 años, infecciones respiratorias recientes, la debilidad muscular, el exceso de secreciones, un alivio inadecuado del dolor postoperatorio y las crisis falciformes. En el postoperatorio deben valorarse otras complicaciones pulmonares (embolia de pulmón, aspiración, neumonía, broncospasmo), sobre todo si se acompañan de dolor pleurítico, hemoptisis, hipoxia, hipo-ventilación o fiebre. Se ha demostrado que la respiración profunda y la tos inducida en el período preoperatorio y postoperatorio así como el drenaje postural disminuyen la atelectasia desde un 42 % hasta un 12 %50. La deambulación precoz y los ejercicios voluntarios de respiración profunda (sosteniendo la inspiración máxima con una espirometría incentivada: diez respiraciones profundas con una pausa inspirato-ria de 3 a 5 seg cada 1-2 h de vigilia) reducen la morbididad pulmonar. El médico de familia debe explicar, durante la exploración física preoperatoria, la importancia de estas maniobras al enfermo y delegar en algunos miembros de la familia la vigilancia de su cumplimiento. Al mismo tiempo, debe insistir en el abandono del tabaco, como mínimo 2 meses antes de la cirugía programada, si se puede. La respiración intermitente con presión positiva no resulta eficaz.51 La atelectasia lobular produce matidez a la percusión, con disminución de las vibraciones vocales y del murmullo vesicular sobre el lóbulo afectado. La radiografía de tórax puede mostrar elevación del hemidiafragma, desplazamiento de las cisuras y del hilio, y desviación del mediastino hacia el lóbulo colapsado, con condensación homogénea. La atelectasia lobular en los lactantes afecta más a menudo al lóbulo superior derecho, mientras que en los niños es más probable el colapso del lóbulo inferior izquierdo o del lóbulo medio derecho. La mayoría de estos casos son posneumónicos y por lo general la atelectasia desaparece al cabo de varias semanas o, a lo sumo, 3 meses. En el diagnóstico diferencial del colapso lobular en los niños se debe considerar la aspiración de un cuerpo extraño (en general produce hiperinsuflación y en un 40 % de las ocasiones, atelectasia), las malformaciones congénitas del esqueleto bronquial, la compresión externa por estructuras vasculares u otras y la inflamación crónica. El colapso recidivante es frecuente en los pacientes con asma o fibrosis quística. En los adultos hay que pensar en una enfermedad maligna o en el asma. La atelectasia debe sospecharse cuando empeora la oxigenación durante la ventilación mecánica. El tratamiento del colapso lobular exige prestar atención al diagnóstico y tratamiento de la enfermedad subyacente. La percusión del tórax y el drenaje postural pueden realizarlo un fisioterapeuta respiratorio o los familiares adiestrados. La broncoscopia es útil para la extracción de un cuerpo extraño, el colapso persistente que no responde a medidas conservadoras, el diagnóstico definitivo y el tratamiento directo con láser de las lesiones obstructivas. Otra forma de atelectasia es la segmentaria en la neumonía infecciosa de los niños pequeños, que suele remitir con el tratamiento. La atelectasia nodular constituye un seudotumor periférico raro; en el 87 % de los casos se debe a la exposición al asbesto.52 La atelectasia difusa diseminada por falta de sustancia tensioactiva afecta a los niños prematuros con el síndrome de ditrés respiratorio u obedece a la lesión pulmonar causada por la inhalación de vapor o humo.