Arritmias ventriculares: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

En la actualidad se cree que la mayor parte de las arritmias ventriculares aparecen a causa de un mecanismo de reentrada que afecta al miocardio ventricular en la porción de la vía de conducción cardíaca, localizada por debajo del nodo AV.46 Existe una gran controversia sobre el tratamiento adecuado de estas arritmias. Aunque hay un acuerdo universal sobre el objetivo del tratamiento -la prevención de la muerte súbita de origen cardíaco- existe un desacuerdo sobre cuál es el riesgo de este tipo de muerte súbita asociado a las arritmias específicas y sobre la efectividad de los enfoques terapéuticos alternativos. La creciente evidencia de los efectos proarrítmicos de los fármacos utilizados habitualmente para su tratamiento ha hecho crecer la preocupación sobre el tratamiento excesivo de las arritmias ventriculares.24,47-49

El riesgo asociado a las arritmias ventriculares depende de su clasificación en “simples” o “complejas” y del entorno clínico en el que ocurren. Una arritmia ventricular simple se define como la presencia de latidos ventriculares prematuros (LVP) uniformes, conocidos también como complejos ventriculares prematuros, o con una frecuencia inferior a 6 por minuto o con una frecuencia media inferior a 30 por hora en una monitorización ambulatoria durante 24 horas. La arritmia ventricular compleja se define como una taquicardia ventricular (TV) o unos LVP apareados, multiformes o frecuentes (más de 6/min o 30/h).

El pronóstico de la arritmia ventricular también parece estar estrechamente asociado con el contexto clínico. Los estudios tanto en pacientes jóvenes como ancianos, sin evidencia clínica de enfermedad cardíaca, han confirmado que no existe un riesgo aumentado de nuevos trastornos coronarios a lo largo de un seguimiento de 10 años de duración por arritmias ventriculares simples y por arritmias ventriculares complejas con TNSV. Este importante hallazgo ha conducido a los expertos a recomendar que no se establezca tratamiento para la arritmia ventricular en los pacientes sin evidencia de enfermedad cardíaca subyacen-te.7,47 Por el contrario, los pacientes con enfermedad cardíaca y TV o arritmias ventriculares complejas se consideran de riesgo aumentado para presentar arritmias potencialmente letales y se recomienda su tratamiento. El riesgo para los pacientes con enfermedad cardíaca y arritmias ventriculares simples todavía no está claro, y las recomendaciones para su tratamiento varían. Las arritmias ventriculares que ocurren en el contexto de un infarto agudo de miocardio (IAM) son objeto de un intenso estudio en el momento actual. Aunque una discusión detallada se encuentre fuera del objetivo de este capítulo, las recomendaciones son mucho más agresivas en el contexto del IAM, debido al mayor riesgo de arritmia letal subsiguiente.

En general, en el contexto rutinario de la consulta, los médicos de familia deberían diagnosticar esta arritmia, determinar si es simple o compleja basándose en el ECG o en la monitorización ambulatoria del ECG durante 24 horas, y buscar pruebas de una enfermedad cardíaca subyacente o de factores desencadenantes reversibles antes de decidir sobre el tratamiento. El tratamiento farmacológico se debería iniciar con precaución y sólo cuando esté claramente indicado.