Abuso de fenciclidina: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Todavía se siguen observando complicaciones del consumo de fenciclidina (PCP) en los servicios de urgencias. El diagnóstico de intoxicación por PCP se pasa por alto con frecuencia, y los médicos deben conocer la toxicidad potencial de la PCP así como sus manifestaciones clínicas. La PCP puede ser un adulterante y los pacientes quizás la hayan tomado sin saberlo. A veces se fuma con cocaína. A dosis bajas causa euforia y sedación. Las dosis mayores pueden provocar hipertensión, rigidez muscular, convulsiones y coma. La presencia de nistagmo, cambios rápidos de conducta y rigidez muscular ayuda a diferenciar entre intoxicación por PCP y sobredosis de estimulantes y aluci-nógenos. La detección selectiva de tóxicos en orina facilita el diagnóstico de intoxicación por PCP.

El tratamiento de la intoxicación por PCP depende de la fase en la que se encuentre el paciente. La intoxicación

leve se puede tratar con observación en un medio ambiente tranquilo y una benzodiacepina para la agitación. Se puede administrar difenhidramina para las reacciones distónicas. Conviene evitar las ataduras físicas, puesto que aumentan el riesgo de rabdomiólisis. El carbón activado ayuda a eliminar la droga y evita su reabsorción. El propranolol intravenoso se utiliza para la hipertensión marcada y la taquicardia. Conviene colocar una sonda vesical para prevenir la retención de orina. La furosemida aumenta el flujo de orina y la excreción de PCP. Los efectos tóxicos de la droga pueden durar hasta 24 horas.