Abuso de anfetaminas: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Las visitas al servicio de urgencia por abuso de anfetaminas han aumentado de forma dramática. La introducción del “hielo hawaiano” (ice) en el mercado de las drogas puede explicar ese aumento. El hielo hawaiano es metanfetamina fabricada en el Lejano Oriente e introducida de contrabando a través de Hawai en EE.UU. continental. Crack y crank son dos términos de jerga que se confunden con frecuencia. Se conoce como crank la metanfetamina que se puede consumir en forma de píldoras, inyecciones o inhalación. El crack es la base libre de la cocaína. Los efectos y las complicaciones del abuso de anfetaminas son similares a los de la cocaína, a excepción de que las anfetaminas tienen una vida media más larga.

La agitación es el síntoma inicial más común del abuso de anfetaminas. Pueden existir alucinaciones, ideas suicidas, delirios y confusión.25 Los síntomas cardíacos comprenden dolor torácico, palpitaciones e infarto de miocar-dio.26 Los signos agudos de intoxicación por anfetaminas incluyen aumento de la presión arterial y la frecuencia del pulso, midriasis, temblor, arritmias cardíacas e hiperrefle-xia. Como efectos a largo plazo del abuso de anfetaminas cabe citar el trastorno de la capacidad de concentración, los cambios súbitos de humor, la pérdida de peso, los delirios paranoides y la conducta violenta. La psicosis por an-fetaminas combina delirios paranoides con alucinaciones; se puede tratar con benzodiacepinas.27