Abscesos anorrectales: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El absceso anorrectal es el resultado de una celulitis o infección de las glándulas y criptas existentes a nivel de la línea pectínea.8,17,19 En un absceso anorrectal pueden encontrarse bacterias tanto aerobias como anaerobias.17 Algunos autores sugieren que su incidencia es mayor en los varones. Habitualmente los abscesos anorrectales son evidentes y producen tumefacción, eritema y dolor perianal difuso. La mayoría de los abscesos empeoran al sentarse, toser, estornudar y defecar.17 En las mujeres, los abscesos anteriores a veces se confunden con los llamados quistes de Bartholin.

Los abscesos anorrectales se clasifican según su localización. Un sistema utilizado con frecuencia los clasifica en perianales, isquiorrectales, submucosos (o intermusculares altos) y pelvirrectales.8,17,19 Los abscesos perianales constituyen el 50 % de todos los anorrectales8 y se manifiestan como tumefacciones de forma oval situados muy cerca del ano. En estos casos, la piel perianal fluctúa y el absceso suele drenar de forma espontánea.

Los abscesos isquiorrectales ocasionan una tumefacción más difusa y dura en toda la región perianal.17 El tacto rectal suele demostrar una protuberancia en el conducto anal. Por lo que respecta a los abscesos submucosos, a veces son difíciles de diagnosticar y pueden producir un dolorimiento crónico que mejora sólo tras la rotura espontánea del absceso y el drenaje del pus en el recto.17

Tras su diagnóstico, los abscesos anorrectales deben drenarse quirúrgicamente.8,17,19 En los perianales puede realizarse una incisión cruzada (en forma de signo +) tan cerca como sea posible del límite inferior del ano.8 La compresión directa de los tejidos permite evacuar el pus y, después, puede colocarse dentro de la cavidad un drenaje en forma de gasa yodada y cambiarla al cabo de 24 horas o dejarla más tiempo. No deben administrarse antibióticos como tratamiento sustitutivo del drenaje; así mismo, su administración después del drenaje todavía resulta controvertida.